jueves, 27 de abril de 2017

Por un duelo



Cruz tumularia

¡ Válgame el cielo !,  veome  encerrado
en esta cárcel honrada de honor
por  afrenta cargada de dolor.
Estoque  certero, hierro afilado,
que reponiendo la deshonra hecha,
das muerte a tan despreciable adversario.
Una cruz grabada como sumario,
en la piedra de callejuela estrecha,
tu vil  infamia indeleble recuerda.
Y yo muero por ello encarcelado
criminal culpable, preso entre rejas
por darte asesina muerte, aunque pierda
la libertad del duende enamorado. 
Espada sangrienta me protejas.

«La Imperial Ciudad de Toledo mandó hacer esta Cárcel para gente honrada; y audiencia de causas criminales, y que la antigua quede más capaz: reinando la Magestad de don Felipe II ( ... ). Acabóse a 17 de abril de 1593 siendo Corregidor el Dr. Miguel de Soria Herrera». Calle Alfonso XII. Toledo

Por que lapidaste  su  vida bella,
por saquear su castidad preciada,
te asesino con la muerte vengada
justa liz, excomulgada  querella.
Tu sangre derramada en los rincones
calmó mi sed de venganza cegada,
mas no resucito a mi noble amada,
pero si otorgome buenas razones.
Tú, asesinaste por amor egoísta 
Yo,  por lo mismo en honrado desquite
Ella, perpetua e infinita yacente.
Tu, remembranza en grabado de artista
Yo,  cautivo y olvidado duelista
Ella, guarda su semblanza en el puente.

 ©Giliblogheces



 

“Aquí mataron una muger . Rueguen a Dios por ella. Sucedió a 2 de feb. de el año de 1690”. Puente de San Martín Toledo

Cruces Tumularias

sábado, 22 de abril de 2017

Praelegendum



 Como tengo por costumbre, hoy de mañana, al clarear, he salido a realizar ejercicio, intentando cumplir con la pirámide nutricional que en la actualidad se nos impone y que para los que quieran saber más se denomina: Nueva pirámide nutricional SENC: Estilos de vida saludable. En ella se incluye una hora de ejercicio diario o su equivalencia de 10.000 pasos al día.



 Aunque tengo que decir, que es un hábito, que en mi caso no hace al monje, porque las frecuencias de mis salidas tienen una longitud de onda tendiendo  al infinito. Y es que para mí, ir a correr o andar para no llegar a ningún sitio es un sinsentido que me aburre soberanamente.



  Yo entiendo que el running, el footing,  el trekking, el spinning, son actos lúdicos  que ayudan al postureo  y favorecen las relaciones sociales; no me negaran ustedes que no hay cosa tan excelsa como seguir con la vista los glúteos de la chica que te antecede, o por el contrario que seas admirado por tus apolíneos muslos. Pero a mi edad valgo más tapándome las vergüenzas que dejándomelas adivinar. No deja de ser todo una miserable envidia insana.



 En  otro tiempo no muy lejano,  conseguí los fines de semana, aunar el noble ejercicio físico con mi interés por el Patrimonio Cultural cercano y asociaba una ruta construida en mi  localizador (GPS) con los alrededores de un Castillo Medieval. (en mi provincia alrededor de 52) Hacía fotos y contaba mis experiencias en las Redes Sociales dando más castigo que información…me cansé tanto de correr, ( por el dolor de mis rodillas) como de subir fotos al LIBRO DE LAS CARAS ( me vencieron los gatitos amorosos que  consiguen más “me gusta”).



 Gracias a vivir donde vivo, (lo siento, no todos gozamos de ese privilegio, y para no tenerlos  en vilo les diré que es en  la  Imperial Toledo) ahora mermadas mis fuerzas consigo también juntar ejercicio y cultura. Me he dispuesto y me falta poco o nada, recorrer cada una de las calles del Casco Histórico de Toledo (¿no lo he dicho?... Mi ciudad).


 Al amanecer, cuando las callejuelas vacías respiran paz alejadas del bullicio de los turistas, acompañado de mi teléfono inteligente inmortalizo instantáneas de un pasado cargado de historia.



  Merced a una aplicación con un nombre muy ingenioso que deriva de la unión en inglés de “What’s up?” y “app” (Que viene a significar en español: aplicación que sirve para preguntar “¿Qué hay de nuevo?” o “¿Cómo andas?”) daba la oportunidad a mis conocidos de poder adivinar en que calle me encontraba con tan solo mandarles una foto. A lo que me contestaban:






 - Cabrón el que andas eres tú, nosotros a estas horas estamos en horizontal.





 Debido a su poco interés por la cultura deje de “ GUASAPEARLOS”.



 Pero no renuncio en mi empeño, siempre en pos de mi mejora física e intelectual.A esas horas de la mañana, puedo aún encontrar secretos que nunca imaginé descubrir…

 Una puerta abierta con luz en su interior me llamó a entrar, una vez dentro descubrí una bellísima Iglesia en penumbra. Entré deportivamente distraído e hice una genuflexión en  dirección   al haz de luz,  el coro donde las monjas de clausura preparaban sus cantos; rápidamente rectifiqué, giré  y me arrodillé correctamente en dirección al altar que en ese momento se iluminaba.



 El Sacerdote comenzaba la Misa,  ¡para mí solo!  Teniendo en cuenta que a las hermanas apenas se les adivinaba la silueta tras la celosía. La sensación era buena (no intento hacer aquí Evangelización, cada uno es cada uno) un Sacerdote, un solo “feligrés”, y un coro de voces angelicales a tus espaldas. Pero también preocupante porque uno,  que es un poco despistado. nunca había reparado en las normas que rigen la Liturgia y se sentaba, levantaba o arrodillaba en función de lo que hacía el personal del banco de delante….

 ¡Ahora no tenía ninguna referencia! Inteligentemente decidí ponerme de perfil, entre el oficiante y las dulces monjitas, cuando sus siluetas se levantaban, yo hacía rapido lo mismo.  Como la experiencia (a pesar de hacer el ridículo) fue buena, decidí repetir en siguientes jornadas  mis paseos alrededor de otras Iglesias y conventos que estuvieran abiertos. Eso lo puede conseguir gracias también a mi teléfono inteligente (¡Benditos inventos!) y a una aplicación que se llama  “Misas. Org “y que les recomiendo. Pueden buscar horarios de misas en cualquier ciudad y a cualquier hora en toda España.



 Hoy ya he conseguido llegar al comienzo del PRAELEGENDUM, me ha costado tres intentos:

  

“ Ad tuum altáre concúrro,Aetérne omnípotens Deus…”

 …Es cierto no me entero de nada, y menos con el Sacerdote de espaldas y cantando en Latín (Que no es rapear)…



 "Gloria in excélsis Deo,Et in terra pax homínibus bonae voluntátis…”



…La primera vez que asistí a esta Celebración me entretuve en leer las leyendas del fresco de una de sus paredes  que explicaban como se conquistó  Oran por parte del ejercito del Cardenal Cisneros…




“Crédimus in unum Deum Patrem omnipoténtem,Factórem caeli et terrae…”

 …luego levantando los ojos contemplé la cúpula  octogonal que Wikipedia me ha dicho construyó el hijo del Greco… 






“ Pater noster qui es in caelisSanctificétur nomen tuum…”


 Hoy he conseguido reconocer: Quómodo astátis, pacem fácite” (Daos la paz los unos a los otros), y le he dado la mano al que estaba a mi lado. Creo, que eso, no es malo.

 He mejorado mi físico, mi intelecto y mi espíritu.

 ¡Y no me ha pasado nada !

©Giliblogheces

viernes, 14 de abril de 2017

SONETO EVIDENTE





Sincoyardo  despacio un pajificio,
justiome enardecida  yaculencia,
faluciendo a la vez parlusorciencia,
que era causa de mi solitecnicio.

Otra vez, llegódome el concupicio,
que enardecia mi vil solidescencia,
brañandome ardiente faloculencia,
de tamaño enorme de quien propicio.

 Tanto daño hízome el tronsoquiterno,
que empezó a llorar  el ojosotrasto,
 regimiendo feliz  el  clitoperno.

No es cosa sumutíl,  malvado ocastro,
que galiciendo en bondadoso jerno,
hayas caído en tan penoso fastro.

©Giliblogheces

jueves, 13 de abril de 2017

Perdido en el Parnaso

Perdido hállome en Lauredal Florido 
atufado por tan hediondas hojas 
 sin proyecto de aderezar  cocido, 
con el ingenio infecto en paradojas. 
 Ya puestos... un cerezal  blanquecino, 
o... recubierto con sus frutas rojas, 
animaría  a un  Monte tan Divino, 
en  poética inspiración sesuda; 
 y es que, con mil laureles no  imagino, 
escribiendo entusiasmado a Neruda.  
 Un Olmo viejo por el rayo hendido,  
aunque solitario, seria  de ayuda, 
o un algarrobo longevo y torcido 
que en su sombra Atahualpa recitara 
con guitarra de llanto entristecido 
que a Apolo con su Lira espabilara. 

 ¿De qué  sirve llegar a  fresca Fuente
implorando al  Oráculo perverso?,
si no  limpia mi bloqueada mente,
si no me deja construir buen verso.
Tanto oí disertar sobre el Parnaso 
que metime en su arbolado universo;
y veome como vulgar payaso
intentando conformar una rima,
abocada finalmente al fracaso.
No habiendo crítico que me reprima, 
 ¡ Te invoco  Erató con tu lira !, fiado.
Y aparece... Melpóneme tu prima
con violento cuchillo ensangrentado
 ¡ Es el puto laurel que me amodorra !
¿Quién dispuso sembrar tal  arbolado,
que impide que una Musa me socorra?.

©Giliblogheces

Parnaso de Andrea Appiani (1754-1817, Italy)

martes, 11 de abril de 2017

De cuernos



Cornudo es,  marido de  mujer puta
y cornudo el  cabestro consentido.
Cornudo el morlaco embravecido,
que envistiendo cornudo , no se inmuta.

Cornudo es, el carnero cagaluta,
que admitiéndose el cabrón  del rebaño,
desprevenido cae en el engaño
de otro joven cornudo hijo de puta.

Cornudo, seguro también  el gamo,
y las altas jirafas femeninas,
cornúpeta... el  Heráldico  Dragón.

El gallo que se cree el puto amo,
cornudo de sus promiscuas gallinas.
 Tu, lo siento, simplemente... un Cabrón.

©Giliblogheces

lunes, 10 de abril de 2017

SAETA CAUTIVA

Con las manos amarradas
y la carita de pena,
el indulto de los hombres
en su Faz con sangre lleva.

Y me sangran tus heridas 
y me duele tu corona
 y hasta me lloran los ojos
y me ahoga tu maroma.

Al Inocente ya llevan
camino de su Pasión,
Cautivo de nos pecados,
buscando la  Redención.


Y me sangran tus heridas 
y me duele tu corona
 y hasta me lloran los ojos
y me ahoga tu maroma.

Los nudos  que al Cristo oprimen,
que a mi Nazareno  aprietan,
la soga al  cuello colgada,
nuestros pecados sujetan.


Y me sangran tus heridas 
y me duele tu corona
 y hasta me lloran los ojos
y me ahoga tu maroma.

Que redoblen los tambores
que  se callen las trompetas
que procesiona el Cautivo
por mis calles recoletas.

©Giliblogheces

jueves, 6 de abril de 2017

Envoltura


Aunque te despidas del  desahuciado,
minutos después de su largo viaje,
plañendo en los hombros del negro traje
lágrimas ácidas ,  transfigurado.

Y te avecines al servil sumiso,
que ve en ti , al bienhechor inmaculado,
perdiendo ante la muerte, desolado
en desigual combate tan preciso.

Y aventes tu abnegación generosa,
 y acojas encomiosos  parabienes,
escuchando aclamaciones gloriosas.

Aunque entusiasmado  acudes  y vienes,
ideando crónicas fabulosas,
si la virtud te falta, nada tienes.

©Giliblogheces