martes, 3 de octubre de 2017

Sueños






I

De Berseba hacia Jarán ya cansado
busco presto el deseado sosiego.
Por el camino en tus manos me entrego
y yazgo en  álgido suelo tumbado.
Un   piedra por almohadón  conforta
mi cansancio, apaciguando mi mente.
Abrigado por la luna, al relente,
una escalinata al cielo  transporta
 multitud de espíritus celestiales.
Cerca de mi, el Señor de todos juntos,
el Señor de mi padre , de mi abuelo.
Amo de tierra, plantas,  animales,
del inmenso Universo en su conjunto,
 dándome generoso, su consuelo.

II

Pesado monstruo frágil, sostenido
 por las muletas de la realidad,
blandura endeble, mentira,verdad
de lo  material e impalpable unido.
 Vasija de  deseos y  odiseas,
libertador de ataduras morales,
de  las leyes físicas, terrenales,
fuente de libertad de las ideas.
Tan veleidoso, que al mas  roce leve
 cae hundido a  pies de la realidad,
como barco calmo en aguas tranquilas,
como can cojo que apenas se mueve,
como mansión inerme en soledad,
como relámpagos en las pupilas.

©Giliblogheces


martes, 26 de septiembre de 2017

Bostezo



 Los ojos que entreabiertos gimotean    
 desarropan tu  boca desbocada.
 Aspiración honda desahogada.
 La frente con la nuca se menean.

El aire cálido parte hacia  fuera.
Los músculos de la cara  trajinan
Los del corazón  se  atorbellinan
en la cabeza, por igual manera .

 Sueño nocturno, refugio flemático,
  inveterado cansancio  infinito,
  hastío crónico desocupado.

 Famélico, perezoso, apático.
Aburrido, haragán del apetito.
Indolente holgazán adormilado.




©Giliblogheces


Joseph Ducreux - “Autorretrato bostezando”  



Música de acompañamiento:








En el octavo círculo, en la sexta fosa


 Por Gerión, fuertemente vigilado 
estarás , cuando la Parca  te lleve.
 Contemplando así, tu cuerpo endiosado,
  bajo una losa oculto, con la plebe. 
 Según tu vida, vendrá tu destino.
La elección, innegablemente breve. 
En  el octavo circulo, adivino 
yacerá tu  patraña mentirosa;
vestido con terno benedictino,
del revés tus pies, en la sexta fosa.
Caifás,  cederá gustoso su puesto,
librado por la conducta envidiosa
de crucificar al Humano Honesto.
Anás, contigo comparado, un santo;
estaría alegremente dispuesto,
a regalarte su dorado manto.
Torpe, fatigosa capa de plomo,
taparía tu odioso desencanto,
luciendo orgullosa sobre tu lomo.

©Giliblogheces

 El octavo círculo. "Baldomero Romero Ressendi "



Ciruelo







Alguno seguro, oculto,
sin que   nadie  reparara,
ha hallado la  dura cara
del falso, que en el tumulto
logrando escurrir el bulto
y creyéndose un anónimo
ejerce como legítimo.
Trasmutado en un gran hombre,
sin que ninguno se asombre
desde el primero hasta el último.


Si contigo es un cordero
en  masa es fiero león,
si en familia es un melón,
de incógnito un caballero
con  bastón y con sombrero.
En las redes  se destaca
y  es en casa  una petaca
 que rellena de agrio vino
es un laxante dañino
que destapa la cloaca.



Cuando asoma a lo social
 dice  lo  bien que lo hace
y en su trabajo deshace
 siendo el más perjudicial.
Una doblez inmoral,
 hipocresía evidente,
que lastima al inocente
y enaltece al mentiroso
convirtiéndose en famoso
por sus embustes frecuentes.



Para explicar el teorema
voy a contaros un cuento
que trata el mismo argumento,
 y muestra el mismo problema.
Completando buen poema
que ya las viejas de antaño
recitaban todo el año
desde hace ya ni se sabe.
Seguro os darán la clave
de este triste desengaño:


 Ya muchismo  tiempo hace.
 En un pueblo de Castilla
no hizo Dios la maravilla
de  llover. Ni que amenace
una ligera tormenta.
La gente no estaba contenta
peligraban sus sembrados.
Los vecinos preocupados
tomaron la decisión
de sacar en procesión
 a algún Santo ¡Sea alabado !



Los que en la iglesia moraban
eran duro pedernal
y nadie del personal
subirlos a hombros osaban.
Cura y beatas pensaban
en dar una solución
que zanjara la cuestión
y la sequía acabara,
sin que nadie se quebrara
los huesos en procesión.




La Santa Blanca Paloma
 hizoles ver  conclusión,
tomaron la decisión,
con la agudeza que asoma
sin licenciados de Roma,
de sacar forma a un madero,
para  poder ir más ligero.
Entre los santos cristianos
eligieron los paisanos
San Pedro que es el primero.


Y compraron a Rufino
un árbol seco del huerto
sin uso, ya casi muerto.
Y pagaronle al vecino
como quiso  ya el destino
 de oro, catorce doblones,
doblando las comisiones
de Judas, por la traición
del  Señor en la Pasión
en el huerto de oraciones.



 Con el ciruelo anciano
  llegaron al carpintero
 que esculpió al Santo Portero
¡Acto de un buen cristiano!
Con las llaves en la mano
para que abriera la entrada
a la oración agobiada
de todos los concurrentes,
 bien culpables o inocentes
de la sequía malvada.


Y  de alhajas lo colmaron
 bienes preciados y telas
por las calles y plazuelas
en hombros lo pasearon.
Todos juntos se sumaron
a la fiesta, a la plegaria
a verbena extraordinaria
que  en el pueblo nunca hubo
 villorrio  que jamás tuvo
romería tan numeraria.


Ya pasa la comitiva
por casa de Don Rufino
El semblante purpurino
de San Pedro le cautiva.
Su figura tan altiva
le hace de pena llorar
hincado se pone a orar
con  brazos altos en cruz
¡ Al ateo llegó la luz!
¡Silencio!  ¡ qué empieza a hablar!:



Eres ciruelo cualquiera
y ahora santo coronado
no olvides que eres madera
y tu fruta no ha cuajado.
San Pedro  aquí pasaste
con las barbas te disfrazas
que arrogante te criaste
en la huerta Calabazas


¡Quién te conoció, Ciruelo!
¡Hermoso y espiritual !
del pesebre de mi burro
eres hermano carnal.
En mi huerto te planté
con mi agua te regué
fruto no cogí de ti,
los milagros que tú hagas
que me los claven a mí.

Te lo digo de corazón...
quien te conoció ciruelo,
en el huerto de mi abuelo
 ¿cómo te tendrá devoción?

Aquí se acaba ya el cuento
aquí se acaba la historia
métanselo en la memoria
¡qué quede en su pensamiento
este bello documento!.
 La tradición aconseja
terminar con moraleja
regalando un buen consejo
que en  próximo verso dejo
de  narración tan compleja.

Que  ya te conozco mosco
aunque vistas colorao,
 que aunque  estes tu disfrazao
tu semblante torna fosco
ten seguro te conosco.
Que aunque parezcas un  hombre
y el ignorante se asombre
te conozco bacalao
y aunque te muestres honrao
quien no te conozca que te compre.

©Giliblogheces


Basado en la obra recogida por  Fernan Caballero 
 " Cuentos, adivinanzas y refranes populares "




viernes, 22 de septiembre de 2017

¡ Adiós Manola!


Agradecimiento  a la mujer buena
que vio en mi una luz joven de ilusión.
Que me abrió su casa , su corazón
amable, su humor, su bondad serena.

Que me mimó,  me regaló  vida
 y compañía en solitarias jornadas
al calor del brasero calentadas
de conversación correspondida.

Suspiran las hortensias pesarosas
 los ovillos de hilo están llorando
 los churros y  torrijas  resentidos.

 Mas no olvidaré a  la madre orgullosa
de su hijo.Y recordaré su voz llamando:
¡Qué judías  buenas tengo, te  convido!

©Giliblogheces

martes, 19 de septiembre de 2017

Y vivimos...




¡Qué suplicio es, escuchar lo evidente
sin encontrar apenas solución
de lo que se nos va de la razón
y se  escapa lejano de la mente !
Y aún sabiéndolo nos resistimos,
aferrados a esperanza liviana
que engañándonos abre la ventana 
a la ilusión intranquila. Y vivimos...
...Un poco más, un paso,una mirada,
un gesto que ayude a callar el miedo
a cruzar la linea sin regreso.
Queriéndolo  todo, obteniendo  nada
 del último paseillo dado en el ruedo
obstinándonos en  seguir  presos.

©Giliblogheces

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Sin ofender



A mi voraz idiocia tan ajena,
llantos  y penas llevo por corona,
 ni la luz de la aurora soluciona.
Alrededor de ti, muero de pena.
Ni aunque se apagara la hermosa luna
antes de llegar la  helada mañana,
ni aunque no fueras de verdad humana
me consume tu aroma de chotuna.
Con eco cerebral bajo tu paso,
me enajeno en el momento preciso,
tus olores  me dan cuenta de eso.
Si me pides ser tu hombre, tu payaso,
con tu olor penetrante y no a narciso
lo tendría muy claro , te confieso.


Tu guerra cruenta, e  injusta con el agua
endurece tu piel y tu semblante.
Siempre fue el espíritu más importante
que la costra que tapan tus enaguas.
Haces sonar la axila con tu mano
y  pasas los dedos por tu bigote
recreándote en el aroma a coyote
que perfuma tu invierno y tu verano.
Con el espíritu libre en tus tetas
sometidas a  gravedad terrena,
 te restriegas "grácil" por los sillones
en falsa independiente camiseta.
Siniestra, que dando vergüenza ajena
nos tiene a todos hasta los co...



©Giliblogheces