viernes, 26 de mayo de 2017

Ciruelo







Alguno seguro, oculto,
sin que   nadie  reparara,
ha hallado la  dura cara
del falso, que en el tumulto
logrando escurrir el bulto
y creyéndose un anónimo
ejerce como legítimo.
Trasmutado en un gran hombre,
sin que ninguno se asombre
desde el primero hasta el último.


Si contigo es un cordero
en  masa es fiero león,
si en familia es un melón,
de incógnito un caballero
con  bastón y con sombrero.
En las redes  se destaca
y  es en casa  una petaca
 que rellena de agrio vino
es un laxante dañino
que destapa la cloaca.



Cuando asoma a lo social
 dice  lo  bien que lo hace
y en su trabajo deshace
 siendo el más perjudicial.
Una doblez inmoral,
 hipocresía evidente,
que lastima al inocente
y enaltece al mentiroso
convirtiéndose en famoso
por sus embustes frecuentes.



Para explicar el teorema
voy a contaros un cuento
que trata el mismo argumento,
 y muestra el mismo problema.
Completando buen poema
que ya las viejas de antaño
recitaban todo el año
desde hace ya ni se sabe.
Seguro os darán la clave
de este triste desengaño:


 Ya muchismo  tiempo hace.
 En un pueblo de Castilla
no hizo Dios la maravilla
de  llover. Ni que amenace
una ligera tormenta.
La gente no estaba contenta
peligraban sus sembrados.
Los vecinos preocupados
tomaron la decisión
de sacar en procesión
 a algún Santo ¡Sea alabado !



Los que en la iglesia moraban
eran duro pedernal
y nadie del personal
subirlos a hombros osaban.
Cura y beatas pensaban
en dar una solución
que zanjara la cuestión
y la sequía acabara,
sin que nadie se quebrara
los huesos en procesión.




La Santa Blanca Paloma
 hizoles ver  conclusión,
tomaron la decisión,
con la agudeza que asoma
sin licenciados de Roma,
de sacar forma a un madero,
para  poder ir más ligero.
Entre los santos cristianos
eligieron los paisanos
San Pedro que es el primero.


Y compraron a Rufino
un árbol seco del huerto
sin uso, ya casi muerto.
Y pagaronle al vecino
como quiso  ya el destino
 de oro, catorce doblones,
doblando las comisiones
de Judas, por la traición
del  Señor en la Pasión
en el huerto de oraciones.



 Con el ciruelo anciano
  llegaron al carpintero
 que esculpió al Santo Portero
¡Acto de un buen cristiano!
Con las llaves en la mano
para que abriera la entrada
a la oración agobiada
de todos los concurrentes,
 bien culpables o inocentes
de la sequía malvada.


Y  de alhajas lo colmaron
 bienes preciados y telas
por las calles y plazuelas
en hombros lo pasearon.
Todos juntos se sumaron
a la fiesta, a la plegaria
a verbena extraordinaria
que  en el pueblo nunca hubo
 villorrio  que jamás tuvo
romería tan numeraria.


Ya pasa la comitiva
por casa de Don Rufino
El semblante purpurino
de San Pedro le cautiva.
Su figura tan altiva
le hace de pena llorar
hincado se pone a orar
con  brazos altos en cruz
¡ Al ateo llegó la luz!
¡Silencio!  ¡ qué empieza a hablar!:



Eres ciruelo cualquiera
y ahora santo coronado
no olvides que eres madera
y tu fruta no ha cuajado.
San Pedro  aquí pasaste
con las barbas te disfrazas
que arrogante te criaste
en la huerta Calabazas


¡Quién te conoció, Ciruelo!
¡Hermoso y espiritual !
del pesebre de mi burro
eres hermano carnal.
En mi huerto te planté
con mi agua te regué
fruto no cogí de ti,
los milagros que tú hagas
que me los claven a mí.

Te lo digo de corazón...
quien te conoció ciruelo,
en el huerto de mi abuelo
 ¿cómo te tendrá devoción?

Aquí se acaba ya el cuento
aquí se acaba la historia
métanselo en la memoria
¡qué quede en su pensamiento
este bello documento!.
 La tradición aconseja
terminar con moraleja
regalando un buen consejo
que en  próximo verso dejo
de  narración tan compleja.

Que  ya te conozco mosco
aunque vistas colorao,
 que aunque  estes tu disfrazao
tu semblante torna fosco
ten seguro te conosco.
Que aunque parezcas un  hombre
y el ignorante se asombre
te conozco bacalao
y aunque te muestres honrao
quien no te conozca que te compre.

©Giliblogheces


Basado en la obra recogida por  Fernan Caballero 
 " Cuentos, adivinanzas y refranes populares "




sábado, 20 de mayo de 2017

Carro del cielo

  


Miré, y vi una ventisca huracanada
una nube de fuego circundante
que potente, lucía fulgurante, 
 en medio de claridad emanada.
En fuego, cuatro figuras flotaban,
 con cuatro caras, cada una  de oro:
un águila, un hombre,un león, un toro, 
batiendo sus cuatro alas  se tocaban.
Avanzando  sin volverse, de frente
 hacía donde dirigía su esencia.
 Por entre ellos, llamas incandescentes
 de antorchas, agitaban su presencia.
 Albugíneos , puros,  seres  vivientes.
relámpago veloz de incandescencia.

©Giliblogheces






martes, 16 de mayo de 2017

Las siete puertas



Al final, deberás cruzar  el puente,
y aunque del más férreo se tratara
caerías  sin que nadie te empujara
al lago de fuego, naturalmente.
Comerás agrias y espinosas frutas
que cabezas de diablos parecieran
y cuando tu sed y hambre fenecieran
tu intestino explotaría, ¡ Hijo de ... !
A Malik con lágrimas calcinantes
  pedirás que te de segura muerte,
como tu  haces, arbitro usurpador
que amparado en  púlpito dominante,
determinas a cada uno su suerte
con aires altivos de emperador.


Porque cuando hablas,  solamente mientes 
Cuando celebras  pacto, lo quebrantas. 
 cuando prometes, no cumples;espantas
 cuando te enojas, no olvidas ; ausente.
Cruzaras las siete puertas, es cierto.
En  siete infiernos buscarás destino
y en el más profundo estará tu sino
donde te quemarás cuando hayas muerto.
Un abismo profundo  tu morada.
Beberás   pútrido liquido hediondo,
 de sangre y pus. Será tu sentencia.
Exudarán  tus llagas de piel quemada
flambeadas sin descubrir el fondo.
Y no encontrará fin tu penitencia.

©Giliblogheces

domingo, 14 de mayo de 2017

El árbol de la vida


Cúbreme con tu robustez, sereno,
aunque no  sea de tus nueve mundos.
 Librarte de lo  ataques furibundos
del dragón que golpea de odio lleno,
será el gran cometido que me aliente.
Si me ayudan sustancias femeninas,
que rieguen con el agua cristalina,
del pozo de Urd, de suculenta fuente.
Derrotaré también a los gusanos,
que  al corroer tus raíces,  proponen,
derribar puente de  arco colorido.
Donde atraviesan salvos  los no humanos,
 que de un mundo de  muertos  se transponen.
 Desde Asgard hasta Mannaheim unidos.

Por tus venas,   miel deliciosa  emana
de la fuente oscura de Hvergelmir
y del manatial sabio de Mimir.
 Fresno de robusta y recia peana,
que cobijas al águila valiente,
y a Veðrfölnir el avizado halcón.
Te salvaré del odioso dragón
disimulado en tu tronco quiescente.
Tu ardilla, no saltará ya miedosa,
ni huirán  tus cuatro ciervos asustados.
Odín cabalgará por Asgard presto
por entre enredadas  ramas frondosas.
 Hacia los nueve mundos encantados,
las Nornas del destino harán el resto.

©Giliblogheces


domingo, 7 de mayo de 2017

En el octavo círculo, en la sexta fosa


 Por Gerión, fuertemente vigilado 
estarás , cuando la Parca  te lleve.
 Contemplando así, tu cuerpo endiosado,
  bajo una losa oculto, con la plebe. 
 Según tu vida, vendrá tu destino.
La elección, innegablemente breve. 
En  el octavo circulo, adivino 
yacerá tu  patraña mentirosa;
vestido con terno benedictino,
del revés tus pies, en la sexta fosa.
Caifás,  cederá gustoso su puesto,
librado por la conducta envidiosa
de crucificar al Humano Honesto.
Anás, contigo comparado, un santo;
estaría alegremente dispuesto,
a regalarte su dorado manto.
Torpe, fatigosa capa de plomo,
taparía tu odioso desencanto,
luciendo orgullosa sobre tu lomo.

©Giliblogheces

 El octavo círculo. "Baldomero Romero Ressendi "



sábado, 6 de mayo de 2017

Odalisca

Llegué la última en regalo cautivo
a tu serrallo lleno de belleza.
Entre concubinas me sobrevivo, 
esclava amorosa de   tu vileza.
Asimilo rápido mi destreza,
ondulando  cadenciosas caderas,
donde se fije tu erguida nobleza.
No quiero ser ya, solo la primera,
sino la única esposa que en tu harén existiera.

 Servicial, dócilmente postergada,
cumplo fiel los  caprichos infantiles.
 Rebaño  de cortesanas malcriadas,
amas con dueño, insalubres, hostiles,
avariciosas, cautivas, febriles,
 por yacer  una vez, ilusionadas
en alcanzar tus favores, pueriles.
Falsa ilusión de esposa enamorada,
realidad  utópica, mentira repudiada.

Abeja  que volando rutinaria
oteas el dulzor de una granada.
Innegable exclusiva propietaria,
después de verte dócil,  silenciada
en fútil ilusión imaginada.
 Al despertar , inspirado segundo
de atezada lucidez distanciada
del sueño húmedo,  cálido,  profundo,
ilustra iluminando, tu  deseo furibundo.

©Giliblogheces

Sueño causado por el vuelo de una abeja alrededor de una granada un segundo antes del despertar. Salvador Dalí




viernes, 5 de mayo de 2017

Bastet




Rayo exánime de  primeras fechas 
de un  marzo cálido, que saludable 
hizo nacer en ti  amor favorable 
como gata mimosa que se enreda,
ebriamente, ciega enamorada,
entre las piernas del querido dueño,
 en idílico y embriagador sueño,
volátil, sutil, vaporosa seda.

Tañe tu sistro de armonías pleno 
 hermosa deidad que la paz tutela, 
 provecho de tu influencia centinela.
 Presencia sigilosa que inocente, 
en melodía de felicidad
 ocasiona obscenos cuerpos sudados, 
de sueños etílicos enredados, 
temerosos de resquemor hirviente.

Por el Nilo navega complaciente, 
sin pasar a la orilla mentirosa, 
resiste en esta dulce nebulosa, 
en utópica, e idílica armonía. 
¡Oh mi Diosa Bastet te idolatramos ! 
Ama de Bubastis, dócil felino 
 de lujurioso cuerpo femenino 
¡Queda en la noche del ausente día ! 

©Giliblogheces