martes, 27 de junio de 2017

La orquesta ofreció más juego



Y lo hiciste, y te quedaste raquítico.
Y raquítico , el pescuezo estiraste.
Y arriba, soporífero ansiolítico,
solamente a "San para mi" ensalzaste.
Y que esperábamos si no  conoces.
Con oír el son y apenas unas voces
de aquellos a quien debieras servir,
te habría cundido más escribir,
mucho más que unas tendencias escuetas
que justifican tus taimadas tretas.


Y las serpientes melladas, durmiendo.
Y los presentes, a  cosas distintas.
Y las ignoradas gentes bebiendo,
y la corte sonriéndote la tinta
que justifica la puesta en escena
y adorna,  lubricándote la cena
de invitados buenamente escogidos
a los que sin saber, te has ofrecido.
Entronizado tuerto rey de ciegos,
 seguro, la orquesta ofreció  más juego.

©Giliblogheces



martes, 20 de junio de 2017

Prefiero la orquesta




Y lo vas a hacer, y lo harás seguro
y seguro que te vas, y te irás
y vendrás como el único ser puro
y cuando te empines  no temblarás
y verás las cabezas por encima.
Enaltecido de alcanzar la cima
del objetivo cercano y factible,
sin el esfuerzo del amor, visible.
Doble  vara de medir realidades,
tus  propias mentiras y las verdades.


Y hablarás  a las sierpes desdentadas
Y  te oirán como a un nuevo Mesías
Y las indoctas gentes, encantadas.
Y extasiadas las jóvenes arpías.
Y orgullosos los falsos mandatarios
 besuqueandose con los  adversarios
por conseguir afianzar el culo.
No dudaron en contratar a un mulo
que le diese condimento a la fiesta.
mas para animar: ¡ prefiero la orquesta.!

©Giliblogheces

sábado, 17 de junio de 2017

Haiku tribute



Brisa tórrida,

horno recién abierto

 bizcocho al punto.


Cosme ( el pastelero)




Arroz con leche.

Como se que te gusta

ahí va un ladrillo.


( popular)



Arena ardiente

 las aguas removidas

con cemento blanco.


Pedro ( el albañil) 




Paredes vacías

papel  decora el sueño

 que elije tonos.


José ( el pintor)



Me esfuerzo mucho,

no hay papel suficiente.

para limpiarme


Cualquiera ( en hora mala )



-Bebo y olvido

-Por eso paga primero

 no soy una ONG


Luis ( El tabernero)



Cálido aroma, 

me envuelve y rememora

¿Qué has comido hoy ?.


Cualquier olfato exquisito



Siestas de Junio,

 calles vacías de gente

eco solitario


©Giliblogheces

Es inútil toda polémica si no hay esperanza de que resulte provechosa.
Juan Luis Vives (1492-1540)

                                 Cosas del calor

domingo, 11 de junio de 2017

Despertando



Eres el clarear: la alborada en el momento
de calmado fulgor , brisa  fresca  y agradable.
Eres la aurora: primera luz del firmamento
donde se inicia el día de claridad amable

Despertaré a tu lado, cuando el  sol  retoñado
aflore su rayo vergonzoso con ternura.
Tu inmaculada luz, me dejará embrujado
descuidando mis manos por entre tu cintura.

 El día comienza con   rutina reiterada
arrancando hojas occisas en el calendario
Y miro como duermes aún,  desarropada,
feliz, ajena a las fatigas de tu calvario.

Tu y yo envueltos sobre las  sabanas arrugadas
 de abrazos resistentes en flamas encendidas 
donde la noche se hizo luz en la madrugada
dando lógica a nuestras  desganadas vidas.

En tu vientre cálido, muero de sed calmada
tus caderas serán  el panteón de mi entierro
tus pechos , asidero de mi última morada
tus labios  el candado sin llave de mi encierro

©Giliblogheces

miércoles, 7 de junio de 2017

Error 1630

Confundes al esposo del Hirundo
con cangrejo maligno y ponzoñoso.
 Remedo  de Maimonedes, odioso
servil  de un falso Averroes inmundo.
ESPURIO  filósofo majadero
que encantas a las desdentadas sierpes
desgarrador y acomodado herpes
 ateo, sefardita y pesetero.
Por colocar tus glúteos en alto
descuidas la garita vigilante
y por eso es normal que te equivoques.
Y aunque niegues pretender dar el salto,
te mueres por ser  alguien importante.
Ansio el día en que te coloques.
©Giliblogheces



viernes, 26 de mayo de 2017

Ciruelo







Alguno seguro, oculto,
sin que   nadie  reparara,
ha hallado la  dura cara
del falso, que en el tumulto
logrando escurrir el bulto
y creyéndose un anónimo
ejerce como legítimo.
Trasmutado en un gran hombre,
sin que ninguno se asombre
desde el primero hasta el último.


Si contigo es un cordero
en  masa es fiero león,
si en familia es un melón,
de incógnito un caballero
con  bastón y con sombrero.
En las redes  se destaca
y  es en casa  una petaca
 que rellena de agrio vino
es un laxante dañino
que destapa la cloaca.



Cuando asoma a lo social
 dice  lo  bien que lo hace
y en su trabajo deshace
 siendo el más perjudicial.
Una doblez inmoral,
 hipocresía evidente,
que lastima al inocente
y enaltece al mentiroso
convirtiéndose en famoso
por sus embustes frecuentes.



Para explicar el teorema
voy a contaros un cuento
que trata el mismo argumento,
 y muestra el mismo problema.
Completando buen poema
que ya las viejas de antaño
recitaban todo el año
desde hace ya ni se sabe.
Seguro os darán la clave
de este triste desengaño:


 Ya muchismo  tiempo hace.
 En un pueblo de Castilla
no hizo Dios la maravilla
de  llover. Ni que amenace
una ligera tormenta.
La gente no estaba contenta
peligraban sus sembrados.
Los vecinos preocupados
tomaron la decisión
de sacar en procesión
 a algún Santo ¡Sea alabado !



Los que en la iglesia moraban
eran duro pedernal
y nadie del personal
subirlos a hombros osaban.
Cura y beatas pensaban
en dar una solución
que zanjara la cuestión
y la sequía acabara,
sin que nadie se quebrara
los huesos en procesión.




La Santa Blanca Paloma
 hizoles ver  conclusión,
tomaron la decisión,
con la agudeza que asoma
sin licenciados de Roma,
de sacar forma a un madero,
para  poder ir más ligero.
Entre los santos cristianos
eligieron los paisanos
San Pedro que es el primero.


Y compraron a Rufino
un árbol seco del huerto
sin uso, ya casi muerto.
Y pagaronle al vecino
como quiso  ya el destino
 de oro, catorce doblones,
doblando las comisiones
de Judas, por la traición
del  Señor en la Pasión
en el huerto de oraciones.



 Con el ciruelo anciano
  llegaron al carpintero
 que esculpió al Santo Portero
¡Acto de un buen cristiano!
Con las llaves en la mano
para que abriera la entrada
a la oración agobiada
de todos los concurrentes,
 bien culpables o inocentes
de la sequía malvada.


Y  de alhajas lo colmaron
 bienes preciados y telas
por las calles y plazuelas
en hombros lo pasearon.
Todos juntos se sumaron
a la fiesta, a la plegaria
a verbena extraordinaria
que  en el pueblo nunca hubo
 villorrio  que jamás tuvo
romería tan numeraria.


Ya pasa la comitiva
por casa de Don Rufino
El semblante purpurino
de San Pedro le cautiva.
Su figura tan altiva
le hace de pena llorar
hincado se pone a orar
con  brazos altos en cruz
¡ Al ateo llegó la luz!
¡Silencio!  ¡ qué empieza a hablar!:



Eres ciruelo cualquiera
y ahora santo coronado
no olvides que eres madera
y tu fruta no ha cuajado.
San Pedro  aquí pasaste
con las barbas te disfrazas
que arrogante te criaste
en la huerta Calabazas


¡Quién te conoció, Ciruelo!
¡Hermoso y espiritual !
del pesebre de mi burro
eres hermano carnal.
En mi huerto te planté
con mi agua te regué
fruto no cogí de ti,
los milagros que tú hagas
que me los claven a mí.

Te lo digo de corazón...
quien te conoció ciruelo,
en el huerto de mi abuelo
 ¿cómo te tendrá devoción?

Aquí se acaba ya el cuento
aquí se acaba la historia
métanselo en la memoria
¡qué quede en su pensamiento
este bello documento!.
 La tradición aconseja
terminar con moraleja
regalando un buen consejo
que en  próximo verso dejo
de  narración tan compleja.

Que  ya te conozco mosco
aunque vistas colorao,
 que aunque  estes tu disfrazao
tu semblante torna fosco
ten seguro te conosco.
Que aunque parezcas un  hombre
y el ignorante se asombre
te conozco bacalao
y aunque te muestres honrao
quien no te conozca que te compre.

©Giliblogheces


Basado en la obra recogida por  Fernan Caballero 
 " Cuentos, adivinanzas y refranes populares "




sábado, 20 de mayo de 2017

Carro del cielo

  


Miré, y vi una ventisca huracanada
una nube de fuego circundante
que potente, lucía fulgurante, 
 en medio de claridad emanada.
En fuego, cuatro figuras flotaban,
 con cuatro caras, cada una  de oro:
un águila, un hombre,un león, un toro, 
batiendo sus cuatro alas  se tocaban.
Avanzando  sin volverse, de frente
 hacía donde dirigía su esencia.
 Por entre ellos, llamas incandescentes
 de antorchas, agitaban su presencia.
 Albugíneos , puros,  seres  vivientes.
relámpago veloz de incandescencia.

©Giliblogheces